Cruz Hunkeler de 1915: “El arte funciona mucho para la unión”

948783FA-9997-4C4C-9429-5EAF2244EB99

Por Martina Ruggiano
Fotos: Mila Ferrari

En el año 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió declarar el día 30 de agosto como el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas. 

Con el fin de mantener la lucha por los derechos humanos como una bandera siempre en alza y presente, entrevistamos a uno de los músicos contemporáneos de Buenos Aires más comprometidos con la situación social de Argentina. Cruz Hunkeler comenzó a componer y tocar la guitarra en su adolescencia con la banda de rock 1915, formada en 2013 junto a compañeros del colegio Nacional San Isidro: Penzo (teclados), Jeremías Alegre (batería) y Alejo Freixas (bajo). Luego de tocar en Lima (Perú), se presentarán el próximo 2 de septiembre en Niceto Club, mientras que se preparan para tocar por primera vez en Paraguay el 8 y 10. El 30, además, estarán por sus pagos en San Isidro. La banda lleva 3 discos en su colección: Dual (2016), Bandera (2018), y Los Años Futuros (2020) 

Contanos un poco sobre vos y tu historia 

Soy Cruz, compositor, cantante y guitarrista de la banda 1915, me dedico a la música, me gusta mucho componer. Vengo de una familia muy militante. Mi abuela materna, María Fernanda Noguer, era montonera y fue desaparecida en la última dictadura cuando mi mamá solo tenía tres meses de edad. 

¿Pensás que las canciones que uno compone deben reflejar sus ideales? 

Yo creo que, si bien no es un requisito porque la música es más amplia, es un buen condimento y también es importante que en el grupo que formamos con los pibes haya valores humanos equitativos entre nosotros.

También es fundamental que haya “voceros de la gente”, o sea, esto no quiere decir que yo quiero hacerme cargo de lo que digan los demás, pero a través de sucesos importantes, como la dictadura y momentos difíciles de la historia hubo siempre voceros que, de alguna forma, le dieron ímpetu y poder a determinados mensajes revolucionarios, una especie de resistencia a través de la música. 

Con la banda tenemos un disco que se llama Bandera. Es un disco que que en su momento fue medio de protesta, estábamos en pleno macrismo y yo estaba observando un retroceso importante en materia de derechos humanos, había gente que defendía a represores, personas que en ese momento se mandaron muchas cagadas. Al mismo tiempo, mi vieja estaba escribiendo un libro autobiográfico para el cual investigó su historia y la historia de mi abuela, entonces a mí me iba llegando esa información y ambas informaciones en simultáneo me pusieron en una situación de mucha bronca, mucha impotencia, y bueno, decidí largar todo eso, como siempre, a través de la música, que es lo que a mí me gusta hacer. Así que sacamos un disco que habla de la coyuntura, que tiene un comentario para hacer al respecto, que tiene una opinión. Sin embargo, no considero que eso sea un vehículo 100% de las veces a la hora de hacer música, para mi en su momento fue muy importante.

¿Cuál es la canción más significativa respecto a la lucha por los derechos humanos que tienen en la banda? ¿Existe alguna anécdota o repercusión a través de esa canción?

Tenemos una canción que se llama “El enemigo”, en la cual hay un extracto del discurso de una madre de Plaza de Mayo cuando vinieron los medios en 1978 a cubrir el mundial de fútbol. Respecto a esta canción nos contactó la nieta de ésta madre para decirnos que la había escuchado y le gustó el tema, que la emocionó y decidimos invitarla a uno de los shows. La verdad fue un momento muy emocionante.

¿Creés en el arte como una forma de unión?

Sí, creo que el arte funciona mucho para unir. Es un momento en el que justamente personas que tienen ideales o pareceres muy distintos pueden estar enfocados con la atención en la misma cosa y casi nunca pasa eso en la vida cotidiana, casi nunca todes se concentran en una misma dirección, en una misma frecuencia. Por eso siento que la música tiene como fin unir a la gente.

¿Qué artistas tenés como referentes políticos dentro de la escena musical?

Charly Garcia, sin dudas, yo creo que es la leyenda que es porque porque no le hizo caso omiso a la dictadura y le cantó todas en la cara a los milicos y eso vale oro.  Actualmente está Alex Andwandter y más de mi época adolescente Rage Against The Machine. La realidad es que hay un montón de gente que está diciendo cosas importantes.

¿Qué significa para vos Memoria, Verdad y Justicia?

Memoria, Verdad y Justicia” es el lema de cabecera que nos representa. Para mi la memoria significa no olvidar nada de lo sucedido, no darlo por hecho, para no volver a repetir ni de la misma forma, ni de formas más ocultas, como muchas veces hay sectores que intentan que olvidemos.
La verdad es lo que nos falta todos los días, los represores no revelan sus crímenes durante la etapa de la dictadura y no se sabe la verdad sobre la gente desaparecida y asesinada. Cada día que pasa es un atropello a la dignidad como pueblo y a la democracia.
La justicia es pedir la cárcel común para los represores y no dejarse guiar por el odio rotundo ni por la venganza, que sin dudas eso no es lo que define a Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.

Desde siempre, diferentes artistas y referentes, junto con los organismos de Derechos Humanos, trabajaron y lucharon fuertemente por la Memoria, la Verdad y la Justicia, siendo un desafío darle la entidad y visualización correspondiente a aquella parte que nos falta: personas comprometidas con sus trabajos, sus creencias, su tiempo, su partido político, sus amores, sus hijes, sus vecines, su escuela, su facultad, su futuro. Personas que cargaron con la responsabilidad propia de defender hasta las últimas consecuencias aquello que deseaban, que era una sociedad mejor y más justa.  

Este 30 de agosto, más que nunca debemos, como sociedad, mantener viva la memoria de todes les que pagaron con su vida la liberación nacional que vivenciamos hoy, exigiendo una vez más que nos digan la verdad y se haga justicia por les compañeres que tuvieron que soportar las formas más crueles de represión. No se perdona y tampoco se olvida. Fueron 30.400 compañeres desaparecides, que siguen presentes, ahora y siempre.

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

Newsletter de Beba

Newsletter de Beba