Nosotras juntas, ellos cancelados

nosotras-juntas-ellos-cancelados-1

En los últimos días salió a la luz un blog que recopila una serie de denuncias por acoso y abuso sexual a los músicos de Onda Vaga, relatado por las pibas que lo sufrieron en carne propia y que en menos de dos días alcanzó los 30 testimonios. A partir de esto se evidencia algo que es muy claro: ya no nos callamos más. Las mujeres logramos tomar las calles para visibilizar todas nuestras opresiones y reclamar nuestros derechos. Llevamos un proyecto de ley al Congreso y demostramos un poder de organización inigualable. Pero tal convocatoria no hubiera sido igual sin el megáfono de Internet y sus redes sociales. Pero Internet, al mismo tiempo, es el espacio más cuestionado a la hora de efectuar una denuncia pública por distintas formas de violencia contra las mujeres. El discurso que muchas veces tienen los medios de comunicación y que circula entre les que consumimos twitter, es deslegitimador de estos tipos de escraches. Un discurso que cuestiona más a las pibas que a los abusadores y que polemiza la veracidad de los hechos por comunicar desde el anonimato.

Sin embargo, a partir de las constantes demostraciones de que las vías de denuncia tradicionales son instituciones con un sesgo patriarcal, las mujeres necesitamos encontrar otro mecanismo para ser escuchadas y terminar con toda forma de impunidad. Ese es el lugar que merece el escrache y las creadoras del blog eligieron ese espacio para contar su historia.

Foto: Julieta María

El colectivo que denunció a Onda Vaga habló con Beba y respondió las siguientes preguntas:

¿Cómo fue ese primer momento en el que se dieron cuenta que tenían estas historias en común? ¿Por qué decidieron crear el blog?

Por suerte nos encontramos, por casualidades complejas, y hace seis meses que venimos pensando y debatiendo todo esto. Algunas de nosotras hablamos con ellos, antes de decidir “escracharlos”. El motivo por el que decidimos hacer esto es justamente porque, agotadas las vías privadas, sentimos que no reconocieron su responsabilidad en los hechos, y nosotras necesitamos prevenir que se sigan reproduciendo.

¿Cuál es el principal objetivo?

La mayoría de los relatos que van a encontrar en el blog son de chicas muy chicas, muchas menores, marcando siempre una diferencia de edad de como mínimo 12 años. Esto también nos prende las alarmas: hay un modus operandi que es el de varones con protagonismo, “ídolos”, abusando de ese poder. Este es el motivo por el cual hablamos, que está explicado también en nuestro manifiesto. No lo hacemos ni para que vayan a la cárcel ni para que saquen un disco en disculpas. Lo hacemos por otras pibas, sobre todo por las más chicas, porque sabemos que ellos no reconocen estas violencias y que seguramente las siguen ejerciendo.

Durante todo el proceso, ¿dudaron en algún momento de la publicación? ¿sintieron temor de hacerlo?

Hasta ahora estamos publicando todas las denuncias que recibimos, pero también recibimos relatos muy duros de personas que todavía no están listas para publicarlos. Y las vamos a bancar, porque sabemos que es muy difícil revisar esto.

¿Por qué eligieron organizarse de manera colectiva?

Nuestro manifiesto es muy claro: estamos juntas y organizadas ante un sistema que va a buscar revictimizarnos, desmentirnos, humillarnos. Esto que hacemos es un mimo a aquellas chicas que fuimos, que no pudieron entender en ese momento que eso estaba mal. Hoy lo entendemos y lo visibilizamos por todas esas pibas que tienen la oportunidad de elegir escuchar a otra banda, ir a shows de mujeres y disidencias, manejarse en otros entornos más sanos y diversos en los que las violencias patriarcales no sean la norma vincular.

https://denunciasondavaga.wordpress.com

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

Newsletter de Beba

Newsletter de Beba